CONECTIVIDAD EN LOS PUEBLOS

Eurona conecta los pueblos con una alternativa real de vida y de negocio

En España aproximadamente un 10% de la población tiene escasa o nula conexión a Internet, sobre todo en las zonas rurales y despobladas. Una situación que, aunque pueda parecer insólita en pleno siglo XXI, todavía impide a miles de españoles realizar gestos tan cotidianos como mantener una videollamada con su familia, ver películas en plataformas online o navegar por las redes sociales.

Y este problema no solo afecta a los usuarios particulares, sino también a los autónomos y a las empresas de estos ‘pueblos desconectados’ que no pueden comprar ni vender sus productos en plena era del comercio electrónico, a los que se les complican los trámites burocráticos y no pueden siquiera plantearse la opción del teletrabajo por no tener acceso a Internet.

Sin embargo, la tecnología satélite de Eurona ha llegado para revertir esta situación a través de una conexión de alta velocidad que está permitiendo que estos lugares dejen de ser los grandes olvidados de las ‘telecos’. Su carácter global o su flexibilidad para ofrecer cobertura en cualquier lugar, por recóndito que sea, garantizan el derecho de todos los ciudadanos a estar conectados. Un impulso también a la economía de estas zonas, pues permite el desarrollo de los negocios locales en estos municipios que luchan cada día contra el fenómeno de la despoblación.

Y así lo cuenta Goyi, vecina de un pueblo de Toledo, que ya disfruta de conexión de banda ancha por satélite para compaginar su trabajo como profesora con la edición de libros para diferentes editoriales: “Hace solo un tiempo, no podía ni siquiera plantearme la opción de trabajar desde casa editando estos libros, ahora ya sí, porque hoy el día Internet es una necesidad y no una comodidad”.

También es el caso de Florin, gerente de un desguace en un pueblo castellanomanchego al que Eurona también ha llevado la conexión. Y es que, tal y como afirma su propietario, “sin Internet no hay negocio; desde las altas y bajas de los coches hasta la compraventa de piezas, la gestión del transporte y las cámaras de seguridad; ya todo está conectado a Internet”.

INTERNET A BORDO

Eurona, otra forma de navegar en el mar

Eurona ha consolidado su posición como operador satélite de referencia al entender que la revolución de Internet en los medios de transporte es imparable. Ofrece conexión de banda ancha en movilidad a todo tipo de embarcaciones y permite que tanto el pasaje como la tripulación puedan chatear vía Whatsapp, hablar por skype con sus familiares y amigos, recibir vídeos de sus hijos o nietos e incluso votar telemáticamente en un contexto donde ya no hay ‘tiempos muertos’ y el usuario pasa conectado las 24 horas del día los 7 días de la semana. Con todo, Eurona permite a todos ellos seguir con su ‘vida en tierra’ en alta mar, a pesar de encontrarse a cientos de kilómetros de ella.

La multinacional de telecomunicaciones, gracias al satélite,  que en la actualidad es la única tecnología inmediata, viable y capaz de ofrecer conexión en cualquier lugar, incluso en movilidad, es capaz de conectar los mares y dotar de conectividad a ferris de pasajeros, buques mercantes, yates, pesqueros e incluso a embarcaciones que realizan labores de salvamento marítimo en el Mediterráneo.

Precisamente, Eurona es el operador de referencia en dos de las mayores navieras europeas como son Balèaria y la Naviera Armas para los que presta comunicaciones vía satélite y servicios de voz y datos para la tripulación. Además, ofrece soluciones específicas a pesqueros o barcos de faena y dispone de conexiones de gran ancho de banda a diversos yates que navegan por el Mediterráneo como el ‘My Maybe’, el mayor yate construido en España.

Con este servicio, Eurona democratiza el acceso a internet dentro del sector marítimo y de la pesca. Y es que mientras que el 100% de yates y petroleros ya disfrutan de la tecnología VSAT, sólo entre el 10 y el 20% de los pesqueros españoles dispone de una conexión integral a la red que permita potenciar la gestión marítima del barco y garantizar a la tripulación la comunicación con su familia y con la vida que deja en tierra, según datos de Eurona.

María Salgado, pasajera habitual de uno de los ferries conectados en el Mediterráneo, asegura que ya no entiende sus trayectos sin poder enviar un Whatsapp o poder acceder a su e-mail mientras está en el barco: “Las comunicaciones han cambiado y no concibo la idea de no poder trabajar, ni acceder a mi correo electrónico mientras viajo. Es parte de mi día a día.”

EDUCACIÓN DIGITAL EN ÁFRICA

Eurona, la llave del progreso en África

El Gobierno de Marruecos es consciente de la importancia de llevar Internet a las escuelas de su país y ha optado por implementar soluciones innovadoras como el uso de la tecnología de comunicaciones de banda ancha por satélite de Eurona que hace posible que más de medio millón de niños y docentes en Marruecos puedan acceder a la educación digital. Un propósito al que también se ha sumado Benín, un país de 10,5 millones de habitantes, que ya cuenta con Internet en muchas de sus escuelas.

Eurona se ha enfrentado así a su mayor proyecto público y se ha comprometido con el desarrollo de la región llevando Internet a las escuelas. Y es que Internet es un libro abierto para formar e informar a la población y, en definitiva, para mejorar la calidad de una educación, que es la llave del progreso y del desarrollo en estos países del norte de África. Bajo esta premisa, la multinacional de telecomunicaciones ha hecho posible la conexión a Internet vía satélite en casi 5.000 escuelas marroquíes ubicadas en zonas rurales y ha hecho lo propio con 300 escuelas en Benín. Además, la compañía también ha abierto recientemente una nueva sede en Senegal, con la idea de mejorar la calidad de vida de un país que cuenta con más de 15 millones y medio de habitantes.

Asimismo, para acotar la brecha social existente entre ciudadanos conectados y no-conectados en un mundo donde la conectividad es ya una herramienta vital para la educación y el crecimiento económico de un país, Eurona, que explota la única licencia VSAT en Marruecos, ofrece soluciones globales de comunicación por satélite a hogares, empresas, departamentos de seguridad y administraciones públicas, con especial atención en las zonas rurales o con déficit de infraestructuras de comunicación.

Asistir al primer día de clase de estos niños que ya disfrutan de conexión en sus aulas es muy especial. “Ahora vamos a aprender a utilizar el ordenador y buscar toda la información que queramos. Hasta podremos aprender inglés y ver películas en Internet”, comentan siempre agradecidos e ilusionados.

CONEXIÓN PARA TURISTAS

Eurona, la conexión que une vidas y acerca familias

España es la segunda potencia turística mundial por llegadas turísticas. Se calcula que alrededor de un millón de turistas de larga estancia visitan nuestro país cada año –el 70% concentrado en las islas, Andalucía y Levante-, con la peculiaridad de que un buen número de ellos establece aquí su segunda residencia una vez se jubila.

Para que se sientan como en casa, Eurona sabe que las telecomunicaciones son imprescindibles y, por ello, se posiciona como el operador de referencia para estos visitantes. Porque gracias a una conexión a Internet de calidad o a las llamadas a sus familiares al otro lado de la frontera a un precio competetivo, los turistas de larga estancia pueden ver cómo crecen sus nietos a través de las videollamadas, pueden contactar con cualquier familiar cualquier día y a cualquier hora, navegar por las redes sociales o incluso ver sus propios canales de televisión a cientos de kilómetros de distancia.

Por tanto, Eurona proporciona a estas miles de personas el ‘pasaporte’ imprescindible para poder llevar una vida foránea fuera de su lugar de origen, pero sin renunciar al contacto permanente con su familia, sus amigos y su propia cultura.

Y así lo viven también nuestros clientes. El estadounidense jubilado y afincado en Málaga, Connor Wells, comenta que sería impensable para él vivir en España si no tuviera contacto continuo con su familia: “Yo puedo vivir en España con mi esposa porque tenemos contacto directo con nuestros hijos diariamente, además con nuestros servicios hasta podemos ver desde Málaga el programa de Ellen Degeneres, nuestro favorito.”

¿Tienes alguna duda?
Cuéntanoslo y estaremos encantados de ayudarte.

Introduce tu nombre
Introduce tu teléfono
Introduce tu email