Eurona, otra forma de navegar en el mar

Eurona, otra forma de navegar en el mar

Eurona ha consolidado su posición como operador satélite de referencia al entender que la revolución de Internet en los medios de transporte es imparable. Ofrece conexión de banda ancha en movilidad a todo tipo de embarcaciones y permite que tanto el pasaje como la tripulación puedan chatear vía Whatsapp, hablar por skype con sus familiares y amigos, recibir vídeos de sus hijos o nietos e incluso votar telemáticamente en un contexto donde ya no hay ‘tiempos muertos’ y el usuario pasa conectado las 24 horas del día los 7 días de la semana. Con todo, Eurona permite a todos ellos seguir con su ‘vida en tierra’ en alta mar, a pesar de encontrarse a cientos de kilómetros de ella.

La multinacional de telecomunicaciones, gracias al satélite,  que en la actualidad es la única tecnología inmediata, viable y capaz de ofrecer conexión en cualquier lugar, incluso en movilidad, es capaz de conectar los mares y dotar de conectividad a ferris de pasajeros, buques mercantes, yates, pesqueros e incluso a embarcaciones que realizan labores de salvamento marítimo en el Mediterráneo.

Precisamente, Eurona es el operador de referencia en dos de las mayores navieras europeas como son Balèaria y la Naviera Armas para los que presta comunicaciones vía satélite y servicios de voz y datos para la tripulación. Además, ofrece soluciones específicas a pesqueros o barcos de faena y dispone de conexiones de gran ancho de banda a diversos yates que navegan por el Mediterráneo como el ‘My Maybe’, el mayor yate construido en España.

Con este servicio, Eurona democratiza el acceso a internet dentro del sector marítimo y de la pesca. Y es que mientras que el 100% de yates y petroleros ya disfrutan de la tecnología VSAT, sólo entre el 10 y el 20% de los pesqueros españoles dispone de una conexión integral a la red que permita potenciar la gestión marítima del barco y garantizar a la tripulación la comunicación con su familia y con la vida que deja en tierra, según datos de Eurona.

María Salgado, pasajera habitual de uno de los ferries conectados en el Mediterráneo, asegura que ya no entiende sus trayectos sin poder enviar un Whatsapp o poder acceder a su e-mail mientras está en el barco: “Las comunicaciones han cambiado y no concibo la idea de no poder trabajar, ni acceder a mi correo electrónico mientras viajo. Es parte de mi día a día.”

¿Tienes alguna duda?
Cuéntanoslo y estaremos encantados de ayudarte.

Introduce tu nombre
Introduce tu teléfono
Introduce tu email