LA EXPLOTACIÓN GANADERA DE DIGITANIMAL EN ÁVILA

Eurona proporciona conectividad a través de puntos WiFi-Hotspot vía satélite a una explotación ganadera de 400 hectáreas en la que pastan de 130 reses en Mediana del Voltoya (Ávila). Las reses son portadoras de collares sensorizados, que recogen información relativa estado de sus animales, datos sobre su cuidado, localización, control y monitorización.

Gracias a la tecnología satélite estos datos son enviados a un servidor que EURONA tiene junto a su antena y esta transmite la información a un Centro de Control para que los ganaderos accedan a los datos sobre el estado animales.

LAS PLANTACIONES DE FLORETTE EN ALICANTE

A través de la tecnología WiFi-Hotspot vía satélite de EURONA se ha proporcionado conectividad a las plantaciones de verduras de Florette en Alicante, permitiendo a los agricultores transmitir a tiempo real los datos de la gestión de sus cultivos desde sus dispositivos móviles, haciendo posible la optimización de recursos, automatización de procesos, reducción de costes y gestión eficiente de las explotaciones agrarias.

LAS OPOSICIONES DE VERÓNICA EN MÁS DEL OLMO (VALENCIA)

Verónica Blasco es una joven de 35 años que vive en la aldea de Más del Olmo, un pueblo de apenas 9 habitantes de la provincia de Valencia que pasa largos periodos incomunicado por la escasez de infraestructuras de telecomunicaciones. Un problema que Verónica ya ha solucionado con la conexión a Internet de banda ancha por satélite de Euronaque le ha permitido, entre otras cosas, preparar y aprobar sus oposiciones de ingeniera forestal y técnico de prevención de riesgos laborales, compaginándolas con su trabajo en la Brigada Forestal.

Gracias a la conexión a Internet vía satélite de Eurona, Verónica ha podido estudiar mediante videoconferencia desde su pueblo y tener acceso a toda la documentación y contenidos formativos que sus profesores le compartían. "Si el satélite estuviera más presente, las personas que nos resistimos a irnos de los pueblos, tendríamos parecidas oportunidades que las personas que residen en núcleos urbanos", asegura Verónica.

 

EL MUNICIPIO DE MAGAÑA (SORIA)

El municipio soriano de Magaña fue el primer pueblo en el que se llevó a cabo un despliegue satelital, tras proclamarse ganador del concurso #enREDatupueblo. Un proyecto piloto, promovido por Eurona e Hispasat, que regaló conexión gratuita durante un año a negocios, instituciones y hogares, mejorando notablemente su calidad de vida. Transcurrido este tiempo, el 70% de los hogares que tuvieron acceso a Internet, decidieron seguir confiando en Eurona, que acabó definitivamente así con las barreras de la brecha digital en este pequeño pueblo de Soria. “Aunque al principio hubo recelos sobre la necesidad real de Internet en la localidad, ahora no podemos vivir sin ella. Estamos encantados”, relata Fernando Marín, alcalde de Magaña.

LA CASA DE GOYI EN TOLEDO

Y así lo cuenta Goyi, vecina de un pueblo de Toledo, que ya disfruta de conexión de banda ancha por satélite para compaginar su trabajo como profesora con la edición de libros para diferentes editoriales: “Hace solo un tiempo, no podía ni siquiera plantearme la opción de trabajar desde casa editando estos libros, ahora ya sí, porque hoy en día Internet es una necesidad y no una comodidad”.

EL DESGUACE DE FLORIN EN VILLACAÑAS

También es el caso de Florin, gerente de un desguace en un pueblo castellanomanchego al que Eurona también ha llevado la conexión. Y es que, tal y como afirma su propietario, “sin Internet no hay negocio; desde las altas y bajas de los coches hasta la compraventa de piezas, la gestión del transporte y las cámaras de seguridad; ya todo está conectado a Internet”.

LA FINCA DE JESÚS EN CUBO DE LA SOLANA (SORIA)

Del mismo modo, Jesús Alonso, propietario de una finca de campo situada entre los pueblos sorianos de Cubo de la Solana y Almazán contactó con Eurona para instalar Internet vía satélite. En ella se aloja largas temporadas que, sin Internet, podrían ya no solo ser muy solitarias sino incluso llegar a ser peligrosas. “No es fácil estar en medio del campo sin conexión. Hace unos años, cuando no tenía conexión, tendría que haberme desplazado a dos o tres kilómetros de aquí para poder contactar con alquier en caso de urgencia. Ahora por fin tengo la conexión al alcance de la mano”.

LA CASA RURAL DE ARICO (TENERIFE)

Asimismo, los dueños de la casa Rural Las Vigas, situada en el término municipal de Arico, en la isla de Tenerife, también se animaron a contratar la solución de Internet de banda ancha por satélite para acabar con los problemas de conexión que sufrían por su baja velocidad y conscientes de que una buena conexión es tan importante como una buena cama y que no hay una experiencia completa de viaje sin Internet de calidad. “Hemos aumentado significativamente nuestra capacidad y velocidad de descarga con la tecnología satélite, ahora nuestros huéspedes podrán utilizar Internet de la misma forma que lo hacen en las grandes ciudades; ver series, navegar por sus redes sociales, acceder a la prensa y al correo electrónico…”.

 

CONEXIÓN PARA TURISTAS QUE UNE VIDAS Y ACERCA FAMILIAS

España es la segunda potencia turística mundial por llegadas turísticas. Se calcula que alrededor de un millón de turistas de larga estancia visitan nuestro país cada año –el 70% concentrado en las islas, Andalucía y Levante-, con la peculiaridad de que un buen número de ellos establece aquí su segunda residencia una vez se jubila.

Para que se sientan como en casa, Eurona sabe que las telecomunicaciones son imprescindibles y, por ello, se posiciona como el operador de referencia para estos visitantes. Porque gracias a una conexión a Internet de calidad o a las llamadas a sus familiares al otro lado de la frontera a un precio competetivo, los turistas de larga estancia pueden ver cómo crecen sus nietos a través de las videollamadas, pueden contactar con cualquier familiar cualquier día y a cualquier hora, navegar por las redes sociales o incluso ver sus propios canales de televisión a cientos de kilómetros de distancia.

Por tanto, Eurona proporciona a estas miles de personas el ‘pasaporte’ imprescindible para poder llevar una vida foránea fuera de su lugar de origen, pero sin renunciar al contacto permanente con su familia, sus amigos y su propia cultura.

Y así lo viven también nuestros clientes. El estadounidense jubilado y afincado en Málaga, Connor Wells, comenta que sería impensable para él vivir en España si no tuviera contacto continuo con su familia: “Yo puedo vivir en España con mi esposa porque tenemos contacto directo con nuestros hijos diariamente, además con nuestros servicios hasta podemos ver desde Málaga el programa de Ellen Degeneres, nuestro favorito.”

INTERNET A BORDO, OTRA FORMA DE NAVEGAR EN EL MAR

Eurona ha consolidado su posición como operador satélite de referencia al entender que la revolución de Internet en los medios de transporte es imparable. Ofrece conexión de banda ancha en movilidad a todo tipo de embarcaciones y permite que tanto el pasaje como la tripulación puedan chatear vía Whatsapp, hablar por skype con sus familiares y amigos, recibir vídeos de sus hijos o nietos e incluso votar telemáticamente en un contexto donde ya no hay ‘tiempos muertos’ y el usuario pasa conectado las 24 horas del día los 7 días de la semana. Con todo, Eurona permite a todos ellos seguir con su ‘vida en tierra’ en alta mar, a pesar de encontrarse a cientos de kilómetros de ella.

La multinacional de telecomunicaciones, gracias al satélite,  que en la actualidad es la única tecnología inmediata, viable y capaz de ofrecer conexión en cualquier lugar, incluso en movilidad, es capaz de conectar los mares y dotar de conectividad a ferris de pasajeros, buques mercantes, yates, pesqueros e incluso a embarcaciones que realizan labores de salvamento marítimo en el Mediterráneo.

Precisamente, Eurona es el operador de referencia en dos de las mayores navieras europeas como son Balèaria y la Naviera Armas para los que presta comunicaciones vía satélite y servicios de voz y datos para la tripulación. Además, ofrece soluciones específicas a pesqueros o barcos de faena y dispone de conexiones de gran ancho de banda a diversos yates que navegan por el Mediterráneo como el ‘My Maybe’, el mayor yate construido en España.

Con este servicio, Eurona democratiza el acceso a internet dentro del sector marítimo y de la pesca. Y es que mientras que el 100% de yates y petroleros ya disfrutan de la tecnología VSAT, sólo entre el 10 y el 20% de los pesqueros españoles dispone de una conexión integral a la red que permita potenciar la gestión marítima del barco y garantizar a la tripulación la comunicación con su familia y con la vida que deja en tierra, según datos de Eurona.

María Salgado, pasajera habitual de uno de los ferries conectados en el Mediterráneo, asegura que ya no entiende sus trayectos sin poder enviar un Whatsapp o poder acceder a su e-mail mientras está en el barco: “Las comunicaciones han cambiado y no concibo la idea de no poder trabajar, ni acceder a mi correo electrónico mientras viajo. Es parte de mi día a día.”

¿Tienes alguna duda?
Cuéntanoslo y estaremos encantados de ayudarte.

Introduce tu nombre
Introduce tu teléfono
Introduce tu email